COMPOSICION Y ESTRUCTURA DE LOS HUESOS DEL CUERPO HUMANO - MI APUNTE ESCOLAR

Latest

Ayuda escolar para primaria y secundaria.


viernes, 21 de junio de 2019

COMPOSICION Y ESTRUCTURA DE LOS HUESOS DEL CUERPO HUMANO



Los huesos son uno de los órganos vitales del cuerpo humano. Permiten dar forma al esqueleto y ayudan a proteger todo tipo de órganos esenciales y muy vulnerables. Cada uno de ellos tiene un objetivo en específico, por lo cual es necesario conocer un poco más sobre ellos para entender sus funcionamientos.
Los huesos se clasifican según su forma en huesos largos, huesos cortos, huesos planos, huesos irregulares y sesamoideos, pero también según el tipo de tejido que los componen: el tejido compacto tiene un aspecto macizo, mientras que el tejido esponjoso o trabeculado se caracteriza por los espacios abiertos parcialmente rellenos.

¿Cuántos huesos hay en el cuerpo humano? 

Cuando hablamos de estructura, el esqueleto humano cuenta con  unos 206 huesos formados por tejido óseo, cartílagos, médula ósea y el periostio o membrana que rodea los huesos. 
De los 206 huesos de una persona adulta, el más largo de todos es el fémur (casi el 25% de la altura de la persona) y el hueso más pequeño es el estribo del oído. Así mismo 26 huesos forman el cráneo, 6 huesos los los oídos, 41 huesos forman la cara, 26 forman el forman cada pie (52 en total)  y otros 27 huesos cada una de las manos (54 en total). A continuación adjuntamos un cuadro donde se señala la cantidad de huesos del cuerpo humano según la parte del cuerpo indicada: 

Es importante señalar que si bien los adultos tenemos en total 206 huesos, los recién nacidos cuentan con 300 huesos. Por ello a medida que crezcan los bebés, estos huesos se van a fusionar formando huesos màs grandes.
Por lo general en la infancia los huesos son superiores, pero se van a ir soldando durante el proceso de desarrollo. 

Entre los huesos que se unen se encuentran los huesos de la pelvis (ilion, isquion y pubis) que en la adultez se unen formando el  hueso coxal. Así mismo, también la fusión de 3 o 4 pequeñas vértebras.termina formando el coxis. 

Es importante señalar que en algunas bibliografìas se indica que en total el cuerpo humano de una persona adulta cuenta con 208 huesos y esto se debe a que se considera el hueso del estribo situado en el oído medio como dos unidades independientes (lenticular y estribo) por lo que se da dicha cifra.

Aquí te vamos a mencionar cuál es la estructura de los huesos y el funcionamiento de cada uno de ellos. De esta forma, lograrás determinar la importancia de estos órganos con vida como son los huesos.

Estructura de los huesos según su tipo
Los huesos se pueden dividir en varios grupos, dependiendo del tipo de los mismos. De esta forma, cada uno de los tipos de huesos tiene características determinadas y cumple una función en específico.

Estructura de los huesos largos
Estos huesos se caracterizan por tener dos epífisis y una diáfasis. En los mismos, solemos encontrar otras partes como metáfisis, cartílago articular y periostio. Un aspecto característico de estos huesos son sus notorios ejes.

Estructura de los huesos cortos
Están formados por una capa superficial de tejido esponjoso, mientras que posee otra capa interna de tejido compacto. Suelen considerarse parte de otro tipo de huesos y no como uno determinado. Además, no poseen ejes predominantes.

Estructura de los huesos planos
Igualmente, que los huesos cortos, los huesos planos se encuentran cubiertos por un tejido esponjoso, mientras que contienen un doble tejido compacto. Entre algunos ejemplos, podemos mencionar los omóplatos, Parietales, Clavículas y Occipital.

Estructura de los huesos irregulares
Su función es proteger aquellas partes u órganos vulnerables del cuerpo humano. De esta manera, se suelen encontrar en la cabeza, cara y columna vertebral. En algunos casos, se poseen mayoritariamente un tejido compacto, aunque puede haber casos de que haya una gran cantidad de tejido esponjoso.

Estructura de los huesos según sus partes
Los huesos se encuentran conformados por diversas partes, pudiéndose encontrar en cualquier tipo de ellos. Las mismas son:
Epífisis: se encuentran en las extremidades de los huesos largos. Su objetivo es anexar y acoplar cada una de las articulaciones. Está compuesto principalmente de tejidos esponjosos.
Diáfisis: Parte del hueso que conecta cada una de las epífisis. Se caracteriza por ser muy fuerte, gracias a los tejidos compactos que posee.
Metáfisis: es aquella parte encargada de enlazar la epífisis con la diáfisis.
Periostio: es una capa o membrana encargada de recubrir todos los huesos, salvo las articulaciones.
Apófisis: es aquella que permite enlazar cada una de los huesos entre sí.
Endostio: recubre la cavidad medular de los tejidos ósea, ayudando en la restauración de todo tipo de fracturas en los huesos.
Cartílago articular. Esta estructura está formada por tejido cartilaginoso, el mismo que se interpone entre los extremos de dos huesos adyacentes. 
Cavidad medular. Se refiere a un espacio sin tejido óseo que se encuentra en la zona central de la diáfisis de los huesos largos. 
Arteria nutricia. Los huesos necesitan sangre a fin que sus células cuenten con oxígeno y nutrientes. Esta función la cumple la arteria nutricia que se encuentra dentro de cada hueso mediante un pequeño orificio denominado agujero nutricio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario